Una de las tareas más importantes para quienes nos dedicamos al mantenimiento de jardines en Valencia es la de mantenernos bien atentos para mantener a raya a las diferentes plagas e infestaciones de insectos perjudiciales que pueden atacar las plantas que cuidamos. Son muchas las especies parasitarias que pueden poner en peligro nuestras plantas y echar por tierra nuestro  trabajo de varios años. En este artículo te queremos presentar algunas de las más frecuentes.

Una de las plagas más frecuentes, que suele aparecer a comienzos del otoño son las hormigas podadoras, una variedad de estos insectos que favorecidos por la humedad y las suaves temperaturas del final del verano y el comienzo del otoño, trepa por las plantas cortando las hojas y llevándoselas a sus nidos. La mejor manera de erradicar esta plaga es seguirles el rastro hasta la boca del nido y allí eliminar a la hormiga reina utilizando una mezcla preparada con 2 cucharadas de aceite vegetal, 2 de jabón líquido, una de bicarbonato y un litro de agua que se vierte sobre el hormiguero.

Los responsables del mantenimiento de jardines en Valencia tenemos que permanecer alertas ante los primeros signos de la presencia de pulgones. Para eso se ha de revisar con frecuencia la parte posterior de las hojas y actuar de inmediato para eliminarlos pues su capacidad de reproducción es muy alta y, en muy poco tiempo pueden arrasar todo un jardín.

Uno de los sistemas preferidos para mantener alejados a los pulgones de nuestras plantas es el de colocar pequeñas mariquitas entre nuestras plantas. Estos insectos moteados son feroces devoradores de pulgones, motivo por el que los operarios de Jardinería Vicente Salcedo siempre procuran que haya algunas mariquitas por los jardines bajo su cuidado.